Contáctenos
+1-809-233-2666

Blog

Responsabilidad de los Centros Asistenciales de Salud por la negligencia del médico

Responsabilidad de los Centros Asistenciales de Salud por la negligencia del médico
Compartir

La jurisprudencia nacional ha interpretado que la prestación de servicios de los médicos es particular, al margen de la responsabilidad de los centros asistenciales de salud. En consecuencia se ha entendido que no existe ninguna relación de comitencia entre las clínicas u hospitales y los médicos. Los Centros asistenciales de salud se limitan ofrecer las instalaciones a los médicos, pero dichos profesionales de la salud actúan de manera plenamente independiente.

Esta postura jurisprudencial tiene algunas excepciones una de la cual fue dada en fecha 6 de mayo del año 2015 por La Sala Civil y Comercial de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Corte de Casación, fijo el siguiente criterio: cuando el paciente ingresa por emergencia se configura una relación contractual directa entre el centro médico y el mismo, ya que el usuario no asiste al establecimiento de salud para recibir cuidados ni contrata a un médico especifico, sino que se dirige a una clínica u hospital particular y es efectivamente atendido por el personal que el propio centro médico pone a su disposición para esos fines; que en estas circunstancias dicho personal necesariamente compromete la responsabilidad del establecimiento de salud en el que prestan sus servicios por los daños que ocasione su mala praxis aun cuando actúe conforme a sus propios criterios profesionales e independientemente del tipo de relación contractual que lo vincule a la clínica, puesto que, frente al paciente, este personal actúa en representación de la misma, salvo en los casos en que el médico personal del paciente interviene en la emergencia.

Resulta del todo irrazonable que un centro de salud ofrezca un servicio de emergencia a la población y disponga un personal para su prestación sin asumir la responsabilidad por las actuaciones de dicho personal, sobre todo si se trata de un establecimiento privado, que recibe a cambio una contraprestación económica que le genera beneficios directos; que, de lo contrario, se admitiría un supuesto de irresponsabilidad injustificado en beneficio de los establecimientos médicos y en perjuicio de los usuarios contrario a los fines y objetivos del sistema nacional de salud.

En otras ocasiones en que el perjuicio, si bien se produce durante la intervención del médico, es imposible disociarlo del centro asistencial de salud; tal sería el caso en que el paciente adquiera una bacteria en el quirófano de la clínica u hospital: por un lado, el medico debió ser diligente para constatar que todo esté en orden, pero, en otro sentido es obvio que la clínica ha de ser la principal responsable por no seguir el protocolo de higiene correspondiente para esterilizar la zona y los aparatos correspondientes.

Deja un commentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *